Medellín, mayo 12 de 2018

 

Aviso Importante

Loleando informa a la comunidad que personas inescrupulosas han intentado estafarnos y sabemos que nosotros no hemos sido los únicos ni los primeros, por eso hemos decidido usar este medio para evitar que más personas terminen siendo estafadas por los “amigos de lo ajeno”.

El pasado miércoles 9 de Mayo se recibió una llamada de una persona de un claro acento caleño que decía llamarse Fredy Martínez y aseguró ser el Gerente de Mercadeo de la Fundación Deportiva Manuel Correa Valencia en Cali. Esta persona manifestó necesitar 180 kits con 4 productos diferentes, los cuales serían dados por dicha fundación el día de la madre a población vulnerable. Loleando queriendo apoyar la causa, aceptó la propuesta a pesar de la premura que significaba el tiempo en términos de logística para el envío de toda esta mercancía desde Medellín hasta Cali.

Para la formalización del negocio, quien decía ser el contacto de esta fundación envió RUT y Cámara de Comercio de la Fundación, ambos documentos válidos. La supuesta fundación pidió una factura pro-forma, los datos de Loleando (RUT y Cámara de Comercio) y la cuenta en la que se debía realizar el pago, pues “necesitaban los kits con mucha urgencia”. Loleando sin sospechar nada en ese punto adjuntó los documentos requeridos para continuar con el negocio.

Nos encontrábamos haciendo hasta lo imposible por cumplir este compromiso, dedicamos toda nuestra capacidad de atención a este negocio sin embargo, en la mañana del jueves 10 de Mayo, Loleando se comunica vía telefónica con el señor Fredy Marínez para confirmar la hora en la que se realizaría el pago, el manifiesta estar adelantando otras actividades necesarias para llevar a cabo el evento del domingo en el que se entregarían los kits y que para las 3:00 p.m. de ese mismo día ya podríamos ver el pago reflejado en nuestra cuenta. Dice que el negocio “es un hecho” y que por favor le colaboremos teniendo toda la logística preparada para realizar el envío ese mismo día ya que contaban con poco tiempo para cumplir con el calendario de la fundación.

A las 4:00 p.m. de ese día Loleando se comunica nuevamente con el encargado para informarle que aún no se tenía registro de la transacción del pago por la cual se había comprometido, a lo que el señor dice estar en urgencias con su hija por una enfermedad respiratoria y que “no le había sido posible ir al banco a realizar el pago por la situación con su hija y un aguacero muy fuerte que estaba cayendo en Cali”.

Paso seguido Loleando le pide confirmar la dirección a la que se realizaría el envío de la mercancía puesto que la que aparecía en el RUT parecía estar errónea, se le informó que Loleando tenía convenio con Coordinadora para realizar los envíos y que el recibiría la mercancía en la puerta de la fundación, a lo que el señor se negó y dijo que prefería un envío “Aeropuerto-Aeropuerto” porque era mucho más rápido y así se estarían seguros de recibir todo a tiempo para el evento.

Loleando explicó que Coordinadora trabajaba con mucha velocidad y que con seguridad tendría su mercancía para el sábado en la mañana en Cali y que sería mucho más cómodo para todos en la fundación recibir en las mismas instalaciones, el señor Fredy Martínez se niega nuevamente y dice que prefiere “Aeropuerto – Aeropuerto” e inmediatamente dice que “más tarde llamará para dar más indicaciones”.

En este punto se comienzan a prender nuestras alarmas al interior de Loleando pues no es normal que alguien que hace un negocio de tanta mercancía se muestre tan reacio a dar una dirección específica en la que se realizará una entrega segura y adicionalmente de ser una “urgencia” de la magnitud que mencionaban, no se hubiese dado tanta espera y excusa para realizar el pago correspondiente.

Al final de la tarde el señor llama para decir que si podemos realizarle el envío de la mercancía a través del método que el había manifestado preferir esa misma noche y que para el viernes 11 de mayo con toda seguridad Loleando tendría la totalidad del dinero en la cuenta a primera hora. Loleando le deja en claro que sin pago no habrá envío de mercancía y que de ahí en adelante los retrasos en los que se incurriera para cumplir con el compromiso de la Fundación Deportiva Manuel Correa Valencia serían responsabilidad del señor Fredy Martínez.

Loleando decide buscar información sobre esta fundación en la red que le ayudara a confirmar sus sospechas, pero poco lograba encontrarse, parecía una fundación fantasma hasta que decidimos ingresar su nombre en Facebook y salta la siguiente información a la vista.

Para nosotros es increíble que una red de estafadores esté operando desde hace tantos años sin ninguna consecuencia y que tenga el atrevimiento de seguir estafando a personas y empresas que honradamente hemos trabajado por nuestros negocios, pagado nuestros impuestos y aportado nuestro granito de arena para construir un mejor país.

A partir de ese momento comenzamos a recopilar toda la información que fuere posible para interponer una denuncia ante la fiscalía pero sin alertar al estafador para ver que que otra información valiosa podía brindarnos que fuera de ayuda para nosotros.

Al día siguiente, 11 de Mayo en la mañana se recibe en el correo un comprobante de consignación en el que podía verse que supuestamente la suma de dinero correspondiente a la venta ya se encontraba en nuestra cuenta, el comprobante de consignación aparentaba ser real sin embargo le hacía falta el sello del banco con la firma de la persona que aprobó la transacción al interior del banco. En el mismo correo, el señor Fredy Martínez dejó el nombre completo y cédula de la persona que sería la encargada de recoger la mercancía en el aeropuerto de Palmira, Valle del Cauca. Loleando verificó y los datos de la cédula son correctos y concuerdan con la información descrita en el correo.

Teniendo plena seguridad de que el comprobante era falso, se procedió a llamar a Bancolombia para dejar registro en un número de llamada que Loleando chequeó la información que aparecía en el comprobante y el mismo banco corroboró que dicho documento soporte no existía.

Todo esto que mencionamos aquí y otros documentos fueron recopilados para interponer una denuncia ante la fiscalía por estafa en nombre de la Fundación Deportiva Manuel Correa Valencia.

Dejamos este aviso en la red para que ninguna otra persona caiga en las manos de estos estafadores y alentamos a otras personas que también hayan sido víctimas de esta supuesta fundación para que cuenten sus historias y también denuncien recopilando toda la información que posean.

También queremos alertar a la comunidad de que ahora que estos estafadores tienen nuestros documentos comerciales, específicamente RUT y Cámara de Comercio, tememos que usen nuestros documentos para hacer negocios fraudulentos en nombre de Loleando tal y como lo han hecho con la Fundación Deportiva Manuel Correa Valencia.

De esto también se deja constancia en la denuncia interpuesta, pues de ninguna manera permitiremos que nadie manche el nombre y la reputación que Loleando se ha ganado con tanto esfuerzo y trabajo. 

Por eso queremos dejar claro que el único medio por el que usted puede ser contactado por Loleando (Lina María Montoya López) para motivos comerciales es a través de nuestro correo [email protected], a través de nuestras redes sociales oficiales o a través de nuestro celular / whatsapp +573005864829. Desconfíe de cualquier otro medio por el que sea contactado para realizar negocios en nombre de Loleando o de Lina María Montoya López e infórmenos inmediatamente sobre la situación que se ha presentado para tomar las medidas legales necesarias.

Agradecemos a todos nuestros clientes por la confianza depositada en Loleando que ha permitido que tengamos un crecimiento sostenido a lo largo del tiempo y esperamos que este comunicado sea de ayuda para otras personas que puedan estar en la mira de estafadores y que estén buscando como nosotros en su momento lo hicimos, información que pudiera confirmar o descartar cualquier sospecha.

 

Atentamente,

 

Lina María Montoya López